Noticias

Samsung Galaxy Note 7 en llamas

Explota. Sí, el Samsung Galaxy Note 7, en cualquier momento puede explotar. Así que, si es una de las personas que tiene uno, despídase de él. Y es que Samsung anunció que deshabilitará todos los dispositivos que siguen operativos. Este procedimiento lo realizará a través de una OTA  que dejará a estos smartphone sin posibilidad de realizar funciones propias de un celular.

Samsung Galaxy Note: El espanta clientes

El gigante coreano ha ganado una terrible fama a nivel mundial y sus ventas van en caída libre. Incluso en páginas de segunda mano como www.venta-de.com.pe, se publican Samsung Galaxy Note de la gama 5 para abajo. De hecho ya muchos están migrando de marca, buscando mejores opciones que funcionen con la plataforma android.

Samsung Galaxy Note 7
Galaxy Note 7 explota sin si quiera estar enchufado. Imagen cortesía de androidheadlines.com

Así como escribí en mi artículo “La tecnología móvil y yo“, la importancia que tienen las tecnologías móviles en nuestra vida, ha superado muchos otros aspectos que deberían ser prioridad. Cuando hablamos de un dispositivo que es parte de nuestra cotidianidad, es aterrador el pensar que en cualquier momento puede explotar. Da miedo pensar el daño colateral que este mal funcionamiento podría alcanzar.

La meta es el 100 %

Este 19 de diciembre la compañía actualizará el software de la versión para que este teléfono no se pueda cargar, ni realizar sus funciones básicas. La meta era recoger el 100 % de los equipos vendidos y como solo se recogió el 93%, quedan 7% celulares amenazantes y el objetivo es evitar posibles accidentes que puedan ocasionar estragos motivado a la falla que presentan sus baterías.

Samsung galaxy note explota en jeep
Explosión de un Galaxy Note 7 en una Jeep. Fotograma cortesía de New York Daily News

Y es que el error puede dañar la reputación de la empresa por lo que se busca pasar la página de la historia del último teléfono inteligente de la firma  -fundada en 1938 por el empresario surcoreano Lee Byung-chul- con sede en Seúl.

Si bien la compañía, infructuosamente, remplazó las baterías, y luego intentó una actualización, nada surtió efecto. Así que terminó por emitir el presente comunicado: “Cualquiera que aún no haya devuelto su dispositivo, puede contactar a Samsung o su operadora local para un reembolso”. Dejando muy en claro que quien no haya devuelto el dispositivo, aún está a tiempo de hacerlo. Así que si usted es uno de ellos apresúrese porque si pretende seguir usándolo, dentro de poco, su teléfono quedará inservible.

La pesadilla de la empresa

El nuevo modelo que prometía los últimos avances tecnológicos el día de su lanzamiento (el pasado 19 de agosto). Quince días más tarde ya habían reportado 35 explosiones de sus baterías. Para la fecha, se ha perdido la cuenta. Lo peor es que los usuarios se han dado a la tarea de subir videos con los testimonios: celulares envueltos en llamas (más casos de desconectarlos que con el el cargador). Muchos usuarios se han quemado gravemente las manos. Muchos celulares deprenden humo sin motivo aparente o explotan en la mano de los usuarios. Y en Estados Unidos, hasta un avión tuvo que ser evacuado tras la explosión de una de estas baterías.

Tras el incidente, las aerolíneas han recomendado no usar ni cargar el Samsung Galaxy Note 7 durante sus vuelos. Todo un escándalo que será difícil de borrar de la mente de los usuarios. De hecho, las ventas han caido un 14,2%. Visita www.elmundo.es para que leas el reporte completo sobre las perdidas que percibe la gigante coreana.