Noticias

Tensión entre los colosos del mundo

Entre tantas noticias buenas y malas o alegres y tristes, hay noticias no tan importantes y otras muy importantes. Esta es verdaderamente muy importante. Es la situación más candente entre Rusia y Estados Unidos de América desde las elecciones – recordemos las acusaciones sobre la influencia en contra de Hilary Clinton-. Y aunque la rivalidad de los dos países, protagonistas de la Guerra Fría, nunca ha cesado, las relaciones se han tensado últimamente. Ciertamente una situación preocupante para occidente.

Europa no es exactamente el mejor amigo del Kremlin, y es desde luego un buen amigo de EE.UU.; cualquier conflicto bélico entre ambos bandos nos afectará a todos en este lado del globo.

Bombarderos rusos interceptados por cazas americanos

Bombardero ruso TU-95 ‘Bear’. Imagen cortesía de la página web pentapostagma

Dos TU-95 ‘Bear’, bombarderos rusos, volaron a 160 kilómetros de la isla de Kodiak, eso sí, sin violar el es espacio del firmamento americano. Pese a que dichos bombarderos son aptos para la carga de bombas nucleares, el Pentágono a declarado que no estaban armados de tal forma.

Durante 12 largos minutos, dos cazas F-22 de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos volaron junto a los bombarderos; hasta que las intimidates  aeronaves regresaran a su base en Rusia. Un situación que no se daba desde el 4 de julio de 2015.

Hace casi dos años atrás el presidente Putin llamó a Barack Obama para felicitarle el día de la independencia. Sin embargo, en ese mismo instante, dos aeronaves volaron bordando los límites de las costas de California y Alaska. Putin le recordaba a EE.UU. que Rusia sigue ahí.

Motivos para enseñar los dientes

Rusia, una vez más, a enseñado sus dientes para recordar al Pentágono que aún tienen poder.

Donald Trump ordenó bombardear una base aérea siria a causa de un ataque químico que asesinó a familias enteras en Siria. Washington está seguro que el régimen de Bashar al Asad, amigo de Putin, es el responsable de tal masacre.

Desde luego que Rusia no está nada complacida con el ataque al gobierno sirio.